¿Tienes dudas?

Responderemos todas tus dudas

Diferencias entre la fertilización in vitro y la inseminación artificial

Inmater
julio 14, 2020

Tanto la inseminación artificial como la fecundación in vitro (FIV) son tratamientos de fertilidad que se utilizan para ayudar a una persona que tiene dificultades para concebir. La principal diferencia entre estos dos tratamientos es el proceso como se realizan.

Para conocer más sobre las diferencias entre la inseminación artificial y la fecundación in vitro, no te puedes perder la siguiente nota que tenemos para ti. 

¿Qué es la inseminación artificial?

La inseminación artificial es una técnica simple realizada en parejas con problemas específicos de fertilidad. En este tipo de tratamiento, se inyecta esperma de alta calidad directamente en el útero de una mujer durante la ovulación para así disminuir el tiempo de viaje del esperma hasta el óvulo.

Los candidatos ideales serían una mujer joven con trompas de falopio permeables, menos de 3 años de esterilidad y una pareja masculina con semen normal.  La inseminación artificial es útil para parejas que cumplen con estos requisitos. No se realizan más de 4 intentos y las tasas generales de embarazo son del 25% al ​​30%.

¿Qué es la fecundación in vitro?

La fecundación in vitro (FIV) es una técnica completamente diferente, en la cual los gametos son fecundados en un laboratorio de reproducción. Este proceso consta de seis pasos que incluyen:

  • Pruebas de diagnóstico pre-ciclo
  • Estimulación de los ovarios para producir varios óvulos durante un ciclo
  • Aspiración de los óvulos de cada ovario
  • Fecundación de los óvulos en un laboratorio mediante ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides)
  • Monitoreo del desarrollo embrionario en el laboratorio durante 5 o 6 días.
  • Transferencia de los embriones resultantes al útero de la madre.

En otras palabras, la FIV es un proceso que involucra la estimulación, la recuperación y la fecundación de los óvulos y la posterior transferencia de los embriones. Esta técnica tiene una tasa de embarazo mucho más alta y proporciona más información a la pareja, ya que el comportamiento de los embriones se puede observar durante varios días en un laboratorio.

¿En qué se diferencian exactamente?

Cada técnica tiene sus indicaciones. Es muy importante diagnosticar a cada pareja correctamente y recomendar el tratamiento más adecuado. Las principales diferencias entre estos dos tratamientos se explican a continuación:

Es importante preguntarle a tu médico si tienes alguna duda sobre cualquiera de estos procedimientos y para saber cuál es el adecuado para ti. Recuerda que los tratamientos varían de acuerdo a cada paciente.

En Inmater, encontrarás los mejores tratamientos de reproducción asistida. Reserva una cita con alguno de nuestros médicos para conocer tus necesidades y saber qué tratamiento se adapta mejor a ti.