¿Tienes dudas?

Responderemos todas tus dudas

Preserva tu fertilidad congelando tus óvulos

Inmater
mayo 20, 2020

Cada vez más mujeres deciden posponer la maternidad, priorizando su desarrollo personal o profesional. Pero, a una edad avanzada, la posibilidad de concebir es menor porque su capacidad reproductiva disminuye. No obstante, hoy en día, gracias a la tecnología, las mujeres pueden congelar sus óvulos para conservar su potencial reproductivo en el futuro. 

A continuación, Inmater, clínica de fertilidad en el Perú, te cuenta todo lo que tienes que saber sobre este tema.

 

¿Qué es la congelación de óvulos?

 

La congelación de óvulos, también llamada vitrificación de ovocitos, es una técnica de preservación de la fertilidad que permite posponer la capacidad reproductiva de una mujer el tiempo que ella lo desee. 

 

¿Cómo se congelan los óvulos?

 

En primer lugar, se obtienen los óvulos mediante un proceso de estimulación ovárica, seguido de la correspondiente aspiración folicular o recuperación de los ovocitos. Luego de haber obtenido los óvulos, la congelación se realiza por medio de la técnica de vitrificación. 

La vitrificación es una técnica de congelación ultrarápida que evita la formación de cristales de hielo dentro de las células lo que les permite mantener su viabilidad. Para lograrlo, se utilizan crioprotectores especializados que evitan la rotura de las membranas celulares de los  óvulos y mantienen sus propiedades intactas hasta el momento de su descongelación.

Los óvulos quedarán congelados en tanques de nitrógeno líquido a -196 grados centígrados hasta el día que los necesites. El paso del tiempo no altera la calidad de los óvulos preservados y sus características se mantendrán intactas gracias a la vitrificación.

Al cabo de un tiempo, cuando la mujer decida buscar el embarazo, se procede a la descongelación de los ovocitos y posterior inseminación. 

 

¿Por qué congelar tus óvulos?

 

Existen tres razones principales para considerar congelar tus óvulos:

 

1. Tienes más tiempo para convertirte en madre

 

La mayoría de mujeres que deciden congelar sus óvulos no están listas para quedar embarazadas. Asimismo, desean tener hijos más adelante en sus vidas, cuando realmente se sientan preparadas. 

En este sentido, una de las razones por las que postergan la maternidad se debe a que quieren tener más seguridad económica. De igual forma, quieren terminar sus estudios o aún no han encontrado a la pareja adecuada para formar una familia. 

Por ejemplo, imaginemos que tienes 30, pero todavía no estás lista para tener hijos. Si congelas tus óvulos ahora, puedes preservarlos hasta cuando consideres que sea viable hacerlo. Luego, puedes descongelarlos y utilizarlos cuando estés lista para quedar embarazada, cuando tengas 35, 40 o, incluso, 50.

 

2. Proteges tu fertilidad durante un tratamiento médico

 

La quimioterapia y radioterapia para el cáncer afectan la fertilidad tanto en mujeres como en hombres. Sin embargo, si extraes y conservas algunos de tus óvulos antes del tratamiento, los proteges de los efectos del tratamiento para el cáncer y tienes la opción de utilizarlos en un tratamiento de reproducción asistida luego de tu recuperación. En el caso de los hombres la opción para ellos sería la congelación de muestras de semen.

Te puede interesar: ¿En qué consiste la fertilización in vitro?

 

¿A qué edad es mejor congelar tus óvulos?

 

Cuanto más jóven eres, mejor candidata eres. A medida que pasan los años, tus óvulos también envejecen. ¿Cuál es el resultado? Tu fertilidad disminuye y el riesgo de tener un bebé con anomalías cromosómicas aumenta. Existen otros factores, pero la edad de los óvulos es la causa principal.

Entonces, te recomendamos recurrir al congelamiento de óvulos o a la criopreservación de ovocitos en los primeros años reproductivos, antes de los 35 años, aunque se puede hacer después. De esta manera, se preserva la fertilidad o capacidad reproductiva que tienes al momento de la congelación.

Los expertos recomiendan que una mujer de 33 años almacene entre 20 y 25 óvulos congelados para tener buenas posibilidades de quedar embarazada después. En el caso de las mujeres de mayor edad, deben congelar más porque tienen menos óvulos sanos que colectar.

Hasta este punto, te hemos brindado un panorama general sobre el congelamiento de óvulos. Recuerda que el médico puede ayudarte a comprender cómo funciona la congelación de óvulos, los posibles riesgos y si este método de preservación de la fertilidad es adecuado para ti, según tus necesidades personales y tus antecedentes reproductivos.

En Clínica Inmater, encontrarás los mejores tratamientos de reproducción asistida. Reserva una cita con alguno de nuestros médicos para conocer tus necesidades y saber qué procedimiento se adapta mejor a ti.